El Barcelona encuentra consuelo en la Liga Santander

El Barcelona encuentra consuelo en la Liga Santander

El Barcelona restó una jornada más del calendario para proclamarse campeón de La Liga Santander y superar la depresión de su eliminación de la Liga de Campeones con un nuevo triunfo ante un buen Valencia (2-1), que se topó con Ter Stegen y no pudo rescatar nada positivo de una tarde de duelo en el Camp Nou.
Con la sensación de haber “decepcionado a mucha gente”, como reconoció su entrenador Ernesto Valverde, se reencontró el Barcelona con su afición en la búsqueda de nuevas ilusiones, dar valor a una Liga conquistada con autoridad y poca emoción, adaptando el reto de lograr un doblete en su temporada tras renunciar con dolor al triplete por la remontada encajada en el Olímpico de Roma.
Aturdido, el líder comenzó agarrándose a la figura de Ter Stegen y la entrada en el once de Coutinho le aportó el fútbol que le faltó en ‘Champions’. De su visión y el pase entre líneas al espacio para la definición de un matador como Luis Suárez, nació la reacción del Barcelona.
Lo intentó siempre con verticalidad y velocidad un Valencia al que le faltó puntería y que recibió el castigo del segundo tanto al arrancar el segundo acto merced un testarazo de Umtiti. Antes había salvado Piqué bajo palos el empate y Ter Stegen no se cansó de parar hasta que por debajo de su cuerpo se coló el penalti lanzado por Dani Parejo. Marcelino García Toral suma catorce enfrentamientos ante el Barcelona sin ganar ninguno.
el Sevilla. El Sánchez Pizjuán acogió un duelo con sabor europeo después de ver a su equipo despedirse con orgullo de la competición de mayor prestigio empatando en el Allianz Arena ante el Bayern Múnich. Ver al eterno rival, el Real Betis distanciarse en plena racha y tras vencer en Girona, no era plato de buen gusto a un equipo que comenzó con todo en contra.
Un tanto de Raba y otro de Bacca, cuando Ben Yedder ya se había autoexpulsado por aplaudir una amonestación en la cara del colegiado, ponían todo en contra del Sevilla que acabó tirando de orgullo. La roja a Jaume Costa a quince minutos del final, por una mano que fue penalti fallado por Nolito y adivinado por Sergio Asenjo, el tercero del curso, lo corrigió un minuto después el delantero para devolver la emoción al duelo. Para que finalmente un disparo de Steven Nzonzi empatase el encuentro (2-2) y dejase la pelea por puesto europeo apasionante.
No se quiere sumar a ella el Celta de Vigo, que desperdició la mejor de las oportunidades para hacerlo. No gana desde el 21 de enero lejos de Balaídos y en Butarque le faltó intensidad, para acabar siendo superado por un tanto Miguel Ángel Guerrero (1-0) para un Leganés que ya nada se juega con los deberes hechos.
Un equipo entregado y resignado a su suerte, al que el final de temporada se le va a convertir en un suplicio, es la UD Las Palmas. No cree en los milagros y cedió el triunfo a la Real Sociedad, para confirmar su reacción con nuevo técnico, Imanol Alguacil, gracias a un tanto de Mikel Oyarzabal (0-1) para conquistar el Estadio de Gran Canaria. Diez partidos consecutivos sin ganar es el pobre bagaje del equipo ahora dirigido por Paco Jémez, que cuenta los partidos para certificar el descenso de categoría. EFE / RA
Tags: Liga Santanderel Barcelonaeliminación del BarcelonaCategoria: Deportes
Source: Informe 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *