Fernando Alonso regresó a los entrenamientos de Indy 500

Fernando Alonso regresó a los entrenamientos de Indy 500

El español Fernando Alonso volvió este viernes a los entrenamientos de las 500 Millas de Indianápolis (EEUU) tras quedarse sin participar en la jornada del jueves por los daños sufridos por su monoplaza en un accidente durante la jornada anterior.

Alonso se estrelló el miércoles contra las barreras del Motor Speedway de Indianápolis y, aunque resultó ileso, su McLaren Indy número 66 sufrió graves daños en el chasis y el motor.

El director deportivo de McLaren Racing, Gil de Ferran, declaró en un comunicado difundido por su equipo este viernes que el equipo decidió el jueves tomarse el tiempo necesario para preparar el vehículo de repuesto, por lo que Alonso no pudo salir a la pista durante la tercera jornada de entrenamientos.

De Ferran también reconoció que la falta de práctica del jueves es “un grave contratiempo” pero añadió que “no se ha perdido todo”.

“El equipo revisó el daño y tomamos la decisión de cambiar al coche de repuesto. Durante el proceso, también resultó que se había dañado el motor y eso provocó en un cambio de motor que se añadió a la labor”, explicó De Ferran.

“Por esto y el hecho que respetamos profundamente Indianápolis, estamos siendo cuidadosos y medidos y queremos asegurarnos que enviamos el mejor coche posible a la pista”, añadió el director deportivo de McLaren Racing.

En la primera hora de entrenamientos del viernes, Alonso completó 18 vueltas y alcanzó una velocidad máxima de 366,066 kilómetros por hora, la mejor de Alonso en las rondas de entrenamientos en que ha participado este año y que le situó en el puesto 19 de la tabla de tiempos.

La segunda participación de Alonso en Indy 500 está siendo mucho más problemática que su primer intento de 2017.

Al parón del jueves para reconstruir su monoplaza se han sumado problemas eléctricos que acortaron la primer jornada de entrenamientos, el pasado martes.

Todos estos problemas han hecho que, hasta este viernes Alonso sólo haya completado 96 vueltas a la Motor Speedway de Indiana, donde el 26 de mayo se disputarán las 500 Millas de Indianápolis.

El otro español en la competición, Oriol Serviá, ha tenido mejor suerte en los entrenamientos y hasta este viernes dio 197 vueltas al circuito, alcanzando una velocidad máxima de 364,810 kilómetros por hora.

Este sábado y el domingo se disputarán las rondas de calificación de las 500 Millas de Indianápolis.

El sábado, cada piloto tendrá hasta tres intentos para calificar entre los 33 más rápidos que finalmente serán los que disputen las 500 Millas de Indianápolis.

La calificación del sábado permitirá determinar los nueve bólidos que el domingo disputarán el llamado ‘Fast Nine Shootout’ que establecerá la pole position y el orden de los otros ocho pilotos.

El resto de pilotos, desde el número 10 al 33, disputan también el domingo 19 de mayo un sólo intento de clasificación que establece su orden en la parrilla para el día de la carrera. // EFE

Source: Meridiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *